SEJO, IMPERDONABLE TRAICIÓN. Capítulo 5: FALSAS APARIENCIAS

Por la tarde nos pusimos a ver un poco la tele y yo aproveché para escribir en mi diario mis propósitos y deseos para ese 2003 que recién había comenzado. Algunas de esas cosas que pedía o quería hacer era teñirme el pelo de rubio, volver a las reuniones de los Testigos, pero también tenía cosas en contra de eso, pues también deseaba tener novio, lo que iba -según me habían enseñado-, en contra de los principios bíblicos.

Mi padre llegó a Zarzaquemada sobre las siete de la tarde y comenzó a hablarle a mi tío exagerando sobre mi actitud rebelde y según él descontrolada y fuera de lugar. Patético. Hasta tuve que reconocer que había obrado muy mal y que quizá me había pasado mucho. Mi padre se volvió a pasar más de tres pueblos haciéndose la víctima de mis “ataques de rebeldía”, según él. ¿Cómo podía ser tan falso alguien que dice ser Testigo de Jehová? No me cabía en la cabeza. Pero lo que más me repateó fue lo que vino después, lo que me temía. Tras ponerse de víctima, en el camino de regreso a La Latina me reprochó con dureza haber tenido que hacer ese viaje aposta para venir a por mí. Una vez de nuevo en nuestro portal, me di cuenta de que en casa de su tío se había hecho la víctima a más no poder, pues por casi me pega cuando se puso muy furioso al hablar con la vecina del tercero, -Virginia Almendro-, de lo que supuestamente yo había provocado: el robo de unas prendas muy costosas de la tienda de ropa del edificio, Fajas Norby el día 31 de diciembre, pues según ella, yo dejé la puerta abierta del portal. “Pero yo no tengo la culpa, me cago en tó lo que se menea”, pensé. Viendo mi cara de disgusto por la conversación, Virginia dijo que se alegraba de que mi padre hubiera venido a por mí, admitiendo que, de no haberme ido a casa de mi tío esa noche, me hubiera podido quedar en su casa. La verdad que no sé si lo dijo por quedar bien con nosotros, pero yo tenía serias dudas sobre que eso hubiese sido cierto; pero claro, después de lo mal que me habían tratado en casa de Fede, era normal que desconfiara hasta de la buena voluntad de nuestros vecinos.

         Al subir a casa mi padre volvió a gritar como un descosido. No se calmó hasta que llegaron Marta y Belinda del Pan´s and Company, de donde trajeron la cena. Por fin pude ducharme y dormir tranquilamente esa noche.

A la mañana siguiente, cuando me desperté mi padre no estaba en casa y desayuné con mi hermana y Beli, de quien me extrañó que me hablara, pues era hija de Testigos de Jehová. Pero claro, al no estar bautizada sí podía hablarme pese a estar yo expulsado.

Mi padre se empeñó en regresar el día 3 por la tarde y no hizo caso a mi hermana cuando le pidió que nos quedáramos hasta el domingo, por lo que pusimos rumbo a Torrevieja sobre las siete u ocho y media de la tarde. Yo deseaba regresar, pero me hubiera gustado quedarme hasta el domingo. Pero pasó algo que hizo que mi padre se arrepintiera de no haberse quedado en Madrid. En el Hospital 12 de Octubre, Rubí Martínez López, mi prima hermana, hija de mi tío Venancio -hermano de mi madre-, y mi tía Paz, mandó un mensaje al móvil de mi hermana informando de que los médicos que atendían a nuestro bisabuelo, Bonifacio, habían determinado que no pasaría de esa noche, que le quedaban pocas horas de vida.

TASIO: Maldita sea, si no fuera porque ya estamos llegando a Alicante, daría la vuelta.

MARTA: Me tenías que haber hecho caso, papá…

TASIO: Pues sí…

Pero ya era tarde. Quedaban unos 40 kilómetros para llegar a Torrevieja.

Nos sentimos muy tristes por la noticia; queríamos mucho al bisabuelo Bonifacio, al que todos llamábamos “Abuelo Boni”. Poco después de llegar a Torrevieja, mi tía Benita, hermana de mi madre, llamó a nuestra casa y pidió hablar con ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s